P: ¿Qué diferencia hay entre un mueble kit y un mueble ensamblado?

R: La diferencia es abismal. Mientras nuestros muebles ensamblados vienen ya montados de fábrica mediante tubillones y pegamentos especiales, los muebles kit se venden desarmados y el método de unión más común es mediante tornillos.
Además de la mayor robusted que proporciona el montaje de fábrica, las colas especiales le dotan de mayor estanqueidad frente a la humedad. No olvidemos que la cocina es un lugar húmedo y que hay muebles que sufren este problema especialmente como los que van encima de las placas de cocción o los muebles que rodean el fregadero.

Otra diferencia está en los herrajes y mecanismos que acompañan los muebles. Mientras que en un mueble kit son de baja calidad para abaratar el coste lo máximo posible, los de los muebles ensamblados son de marcas punteras en el mercado y han pasado por múltiples controles de calidad para asegurar su perfecto funcionamiento a lo largo de los años.

Un ejemplo: nuestras gavetas soportan hasta 80kg de peso, cosa que es imposible en un mueble de kit porque los tronillos rajarían la madera.

 

P: ¿Qué incluye el precio de sus muebles?

R: En nuestro precio está incluido todo. Cascos, puertas, herrajes y tiradores, transporte y montaje. Ojo con comparar precios con muebles en kit vendidos en grandes superficies porque normalmente sólo incluye el precio del casco. Herrajes para colgar, tiradores, y mecanismos de apertura (guias de cajones, bisagras...) suelen venderlos aparte y no son nada baratos.

 

P: Quiero cambiar sólo los muebles pero mantener los electrodomésticos ¿es posible?

R: Totalmente posible. Nuestos muebles tienen dimensiones estandard que se ajustan a las dimensiones de los electrodomésticos comercializados en España por los principales fabricantes. No obstante hemos detectado que alguna multinacional de muebles ha comenzado a comercializar sus propios electrodomésticos con unas medidas que no son estandard y sólo se adaptan a las dimensiones de sus muebles. Si es su caso, coméntenoslo.

 

P: Soy un manitas y quiero ahorrarme unos euros en el montaje. ¿Es fácil montar una cocina?

R: No es difícil cuando se tiene un poco de experiencia, pero si nunca ha montado una, aunque sea un manitas con el bricolage, lo mejor es que lo deje en manos de un montador experto. En el montaje de una cocina es tan importante disponer de las herramientas adecuadas y saber usarlas como conocer los pequeños trucos para que el resultado final no sea un fiasco. Por mucho cuidado que usted ponga se le pasarán por alto detalles que al ojo del experto no se le escaparán, como por qué lado comenzar a montar, el orden de montaje, ajuste de puertas, falseo de techos y suelos, cajeado de muebles para salvar tuberías.... y un largo etcétera. 
Además, si después de cometer un error necesita la ayuda de un profesional para arreglarlo, le resultará más difícil encontrar a uno y el coste añadido superará al ahorro previsto. 

 

P: ¿Ustedes montan muebles comprados en centros comerciales?

R: Rotundamente no. Nosotros sólo montamos nuestros muebles y el motivo es muy simple: no nos podemos responder de defectos en muebles con calidad inferior a la nuestra porque, con el paso del tiempo, surgirán problemas con los mecanismos de las puertas o cajones, colgaderos, tiradores...etc y el cliente o el centro comercial siempre achacarán el problema al montaje sin reconocer que es un problema de la calidad del mueble.

Aparte de eso, si piensa comprar una cocina en un centro comercial para que alguien se la monte con la intención de ahorrar unos euros, piense que al precio de los muebles le tendrá que añadir el transporte y las horas de ensamblaje de los propios muebles, ya que estos vienen desmontados. En nuestro precio va todo incluido.  

 

P: Si quiero hacer una reforma de mi cocina ¿En qué momento debo llamarles?

R: Conviene que nos llame lo antes posible, y mejor si puede ser antes de que el fontanero y el electricista comiencen su trabajo. En ese momento haremos una primera medición y crearemos el primer diseño. De esta forma podremos indicarles el número y colocación exacta de enchufes y tomas de agua para que queden totalmente integrados en la cocina. A partir de ese momento haremos un seguimiento de la evolución de la reforma junto con su albañil y vovleremos a tomar medidas definitivas una vez que él haya acabado.

 

P: ¿Tienen ustedes albañiles, fontaneros, electricistas... etc?

R: No. Nosotros no tenemos en plantilla profesionales de reformas aunque contamos con la colaboración de empresas de contrastada profesionalidad que llevan muchos años trabajando con nosotros. Si están interesados en sus servicios les pondremos en contacto sin ningún tipo de compromiso. Los precios los negociarán directamente con ellos sin ningún tipo de intervención ni comisión por nuestra parte.

 

P: ¿Por qué contratar a las empresas que nos proponen ustedes y no otras?

R: Usted es libre de contratar a cualquier empresa o profesional. Nosotros nos coordinaremos igualmente con ellos. Pero la ventaja de trabajar con nuestros colaboradores es que después de años trabajando juntos la comunicación es mucho más fluida y la coordinación absoluta, no dando un paso sin comunicarselo al resto, lo que redunda en menos errores y reclamaciones por parte de los clientes. Todo esto hace que las cocinas se entreguen siempre en el plazo estimado, lo que no podemos garantizar con empresas ajenas.

 

P: Tengo una casa en Avila y quiero cambiar la cocina ¿Se desplazan hasta allí?

R: A Avila, Segovia, Toledo, Guadalajara... incluso La Coruña. A lo largo de los años hemos montado cocinas en toda la geografía española y seguimos haciéndolo.

 

P: Quiero alquilar mi piso y quiero los muebles más baratos que tengan. ¿Qué me pueden ofercer?

R: Actualmente disponemos de modelo de calidad baja, recomendadas para segundas viviendas o cocinas con muy poco uso, pero nuestra experiencia nos dice que colocarlas en un piso para alquilar es un error. Con frecuencia los clientes nos llaman para reformar una cocina de un piso que ha estado alquilado y lo que nos encontramos son los muebles destrozados. Resultado: hay que cambiar la cocina entera y el coste es superior que si se hubiera hecho una inversión en muebles más alta desde el principio. El motivo es muy simple: todos tendemos a cuidar lo nuestro, pero pocos respetamos lo de los demás, y los inquilinos muy rara vez actúan como si el piso fuera suyo. Además, lo normal es que esa cocina tenga un uso intensivo y se use a diario, por lo que el deterioro será el mismo que la de su vivienda particular. Por eso, más ahí que en ningún sitio se necesitan muebles con buenos herrajes, resistentes a la humedad y a los arañazos.